La investigación

Desde el estallido de la crisis financiera mundial, el volumen de movimientos interbancarios y, en general, de liquidez, se ha visto reducido a mínimos históricos. Las numerosas inyecciones de Gobiernos e Instituciones como la FED o el BCE no han sido canalizados por la banca privada hacia el crédito a familias y empresas, habiéndose utilizado, en la mayoría de casos, para tapar los agujeros procedentes de operaciones con hipotecas basura y en actividades especulativas, tales como la compra de deuda soberana de los Estados, lo que posteriormente ha desembocado en la crisis de deuda actual.

Ante tal panorama, conscientes de que el mercado de depósitos interbancario era el  factor determinante del Euribor, decidimos investigar si se estaban produciendo las operaciones necesarias para la publicación diaria de este tipo de referencia, básico a la hora de determinar los intereses de la mayoría de préstamos hipotecarios, así como de otras magnitudes importantes (el déficit tarifario que satisface el Estado a las compañías eléctricas, por ejemplo).

PASOS DE NUESTRA INVESTIGACIÓN

  1. Comprobación de los tipos de interés que publica el Banco de España en la siguiente dirección.
  2. Estos son los tipos de interés del interbancario español a un año (últimos datos mensuales).
  3. Para entender que es lo que pasa, conviene imprimir en un folio A4 del enlace de arriba y compararlo con: http://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/series/ti_1_2.csv
  4. A la izquierda encontramos la fecha. Y continuando en la misma linea, los tipos a un día, coma, a un mes, coma, a tres meses, coma, a seis meses, coma, y a un año. (Luego cifras de bonos y otros tipos de títulos o derivados).
  5. Observamos como, al recorrer con el cursor la linea temporal, desde el inicio de la serie, allá por los años ochenta hasta nuestros días, las tablas, más o menos, contienen datos, sobre todo diarios, y por supuesto anuales.
  6. Es sorprendente que el tipo anual en el año 2011 este determinado, para el mes de agosto de 2011, por una sola operación reliazada el día 2. Lo mismo sucede con el mes de julio, un solo día, el 27, una única operación, determina el tipo, 3.100%. Por una sola operación nos referimos a un solo dato. El resto de columnas aparecen vacías, lo que significa que no ha habido movimientos, conclusión confirmada por el Banco de España mediante llamada telefónica.
  7. Teniendo en cuenta que el mercado interbancario español supone entre un 15% y un 20% del europeo, observamos las tablas que publica el Banco de España con los datos diarios del Euribor, resultantes del cálculo de operaciones que realiza la empresa Thomson Reuters y que se pueden consultar aquí.

Para analizar las series históricas con agilidad, es necesario imprimir el enlace anterior y colocarlo delante de: http://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/series/ti_1_7.csv

Como ejemplo de fechas “sospechosas”, seleccionamos:

  •    23 de Agosto de 2010. Dato: 0.423,0.635,0.891,1.143,  1.418.
  •    24 de Agosto de 2010. Dato: 0.410,0.633,0.889,1.141 , 1.417.
  •    25 de Agosto de 2010. Dato: 0.411,0.630,0.890,1.139,  1.417.
  •    26 de Agosto de 2010. Dato: 0.408,0.628,0.889,1.139,  1.417.
  •    27 de Agosto de 2010. Dato: 0.390,0.625,0.888,1.139,  1.417.

La repetición consecutiva del dato definitivo (en negrita) significa que:

  1. O no hubo operaciones desde el 24 de agosto
  2. O fueron exactas, un día tras otro, a las del día anterior, resultando siempre en  1.417%.

Si se observa la linea temporal (aquí el Euribor a un año o doce meses es la cifra que hay tras la quinta coma), vemos como durante años de “normal funcionamiento”, una cifra con tres decimales obtenida por redondeo (es decir, se parte de algo que tiene más decimales), nunca o casi nunca (no más de diez veces cada año) se repite dos días seguidos.

Sin embargo, desde el comienzo de la crisis sí se observan días seguidos de repetición. Muchos. Es muy difícil (prácticamente imposible) que eso suceda si las operaciones existen realmente, lo que nos produce una duda muy razonable.

Como en las disposiciones legales que dan base al Euribor (ver apartado Disposiciones Legales en su epígrafe “Publicación”) se indica que:

“las cotizaciones subyacentes del Listado de Bancos se publicarán en una serie de páginas compuestas que muestran todos los tipos de cotización”

y que

“Los historiales del Euribor® pueden encontrarse en los códigos de THOMSON REUTERS EURIBORRECAP01 / EURIBORRECAP08 (hasta un mes atrás), o poniéndose en contacto con THOMSON REUTERS en Londres (tfno: 44‐207‐542‐9230  ‐ fax 44‐207‐542‐3294 )”

Buscamos la información en las páginas web de Thomson Reuters, sin encontrar nada de nada. Pero donde sí encontramos tablas históricas de datos fue en la página de la Agencia Bancaria Europea. Lamentablemente, en esas tablas sólo aparecen números finales, que ni siquiera sabemos si se corresponden con el interés medio de las operaciones realizadas por cada entidad o a su tipo de interés de oferta, ya que lo único que se especifica es que:

“Los datos históricos de Euribor ® proporcionados en este documento se muestran sólo con fines informativos y no deben ser invocados por ninguna razón. Cualquier uso de los mismos es por lo tanto, bajo el propio riesgo del usuario. Ni los patrocinadores legales de Euribor ®, ni nadie se hace responsable de ninguna manera por la inexactitud de esos datos históricos.
Los datos históricos proporcionados en este documento no son sustitutivos para el Euribor ® y los tipos de referencia que se muestran en THOMSON REUTERS: Euribor01/Euribor365 / EURIBORAVG01 de acuerdo con el Euribor ® Características Técnicas. Por favor, consulte también las preguntas más frecuentes.”

Viendo que el material publicado no respondía a las dudas planteadas, iniciamos un proceso de consultas a las partes implicadas.

Proceso de consulta a las entidades que intervienen en la conformación del dato Euribor

Realizamos un doble proceso, telefónico y por escrito, para preguntar sobre las operaciones que, según la legislación, deben de producirse para el cálculo del Euribor a las siguientes entidades:

  • Cajasol (Banca Cívica)
  • Banco de España (con visita a la sede central en Madrid)
  • Agencia Bancaria Europea (EBF)
  • Thomson Reuters

La respuesta de cada entidad se ha limitado a remitirnos a la de rango superior, hasta que, en el último eslabon, un responsable de Thomson Reuters nos requirió una orden judicial para poder revelarnos las  operaciones diarias, desde 2008 hasta 2011, de las que resultaban las  cifras del Euribor publicadas.

Resumiendo:

1.  El Banco de España no tiene la información precisa para conformar el índice diario que publica, pues se elabora por una entidad privada, la  EBF, y se publica por otra corporación, Thomson Reuters. Siendo el “papel” del Banco de España el de recibir y publicar el dato, sin entrar en su examen y fiscalización.

2. En las tablas que publica el Banco de España (interbancario español) hemos encontrado que desde el estallido de la crisis no se producen apenas movimientos de depósito entre bancos y, por tanto, no se produce publicación de tipo de interés medio.

Si el interbancario español está “seco” porque no confían entre ellos, ¿quién confía “de fuera” en los bancos españoles? ¿Confían los bancos españoles en “los de fuera”?

3.  Según la formulación del tipo de interés Euribor, con la intención de que resulte de operaciones matemáticas objetivas a fin de evitar su posible falseo o manipulación, es más que sospechoso que se produzcan las anteriores “anomalías”, lo que nos empujó a realizar llamadas y a pedir información por escrito a Cajasol, Banco de España, Agencia Bancaria Europea (EBF) y, por último, a Thomson Reuters. Denegándosenos estas  bien por desconocimiento, bien por no poseer una orden judicial para obtenerlos.

Es por ello que llamamos a la ciudadanía a preguntar a su banco comercial, así como al resto de organismos e instituciones implicados, por las operaciones interbancarias acaecidas entre Junio de 2007 y el mismo mes de 2011, para lo que pueden hacer uso del modelo de petición.

Esperamos que este llamamiento, basado en el legítimo derecho a estar informados, despierte la conciencia de la prensa, de la Fiscalía, de los poderes públicos y, en definitiva, del conjunto de la sociedad. Y que todos juntos podamos forzar a la banca a hacer públicos los datos, a aclarar si un tipo de referencia tan importante en nuestra vida  cotidiana, el Euribor, está siendo calculado como indica la normativa o, por el contrario, si estamos siendo víctimas de una gran estafa apoyada por el oscurantismo existente en este tipo de procesos y procedimientos bancarios, que resultan cada vez más ajenos y  desconocidos para la gente corriente.

Comparte y difunde:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks